Lactancia
Familia
Hogar
Más...

Lactancia E

Este post será dedicado a las madres que están en cualquier lugar del mundo con el objetivo de despejar sus dudas con respecto a los medicamentos que se pueden ingerir mientras están amamantando a sus bebés e incluso que hacer en caso de estar enfermas y necesitan darle leche materna, que en muchos casos podría correr un riesgo innecesario tanto la mamá como para el bebé. Por esta razón os recomiendo seguir leyendo para evitar graves problemas con el primogénito ¡Sigue leyendo!

¿Qué medicamentos se puede tomar durante la lactancia materna?

Respondiendo a esta pregunta, si se puede tomar casi todo tipo de medicamentos de los cuales les mostraré una lista cuya información es un aporte de un profesional de salud que nos recomienda lo siguiente.

Analgésicos

Acetaminofeno (Tylenol, otros)
Ibuprofeno (Advil, Motrin IB, etc.)
Naproxeno (Naprosyn): solo para uso a corto plazo

Medicamentos antimicrobianos

Fluconazol (Diflucan)
Miconazol (Monistat 3): aplicar una cantidad mínima
Clotrimazol (Mycelex, Lotrimin): aplicar una cantidad mínima
Penicilinas, como amoxicilina y ampicilina
Cefalosporinas, como cefalexina (Keflex)

Antihistamínicos

Loratadina (Claritin, Alavert, otros)
Fexofenadina (Allegra Allergy)

Descongestivos

Medicamentos que contienen seudoefedrina (Sudafed, Zyrtec D, otros): úsalos con precaución porque la seudoefedrina puede disminuir el suministro de leche

Píldoras anticonceptivas

Anticonceptivos de progestina solamente, como la minipíldora.

Ojo a lo siguiente. Hay investigaciones recientes sugieren que los métodos anticonceptivos que utilizan estrógeno y progestina, como las píldoras anticonceptivas combinadas, no afectan la producción de leche. Para las mujeres que por lo demás están sanas, está bien comenzar a usar píldoras anticonceptivas combinadas y otros tipos de anticonceptivos hormonales combinados un mes después del parto.

Medicamentos gastrointestinales

Famotidina (Pepcid)
Cimetidina (Tagamet HB)

Antidepresivos

Paroxetina (Paxil)
Sertralina (Zoloft)
Fluvoxamina (Luvox)

Medicamentos contra el estreñimiento

Docusato sódico (Colace, Diocto)

Según el Dr. José María Paricio que entre un 5 y 10% de los medicamentos no son compatibles, y son fundamentalmente los fármacos antineoplásicos. “La mayoría de medicamentos de uso común o frecuente (antiálgicos, antiinflamatorios y antipiréticos, antibióticos, antidepresivos, medicación inhalada para el asma…) son compatibles con la lactancia”. Si se realiza un tratamiento oncológico no es recomendable amamantar al bebé, advierte Paricio que “queda el recurso entre ciclo y ciclo y según sea la eliminación del medicamento en cuestión, de poder amamantar tras interrupciones que aseguren que no hay rastro de medicación en el plasma de la madre”. Añade que ante este tipo de situaciones lo más recomendable es valorarlo con el servicio de Oncología.
Lo mismo ocurre cuando la madre posee algunas enfermedades agudas graves como la apendicitis, neumonía, meningitis, etc. Por lo que es recomendable dar una pausa a la alimentación para el bebé hasta que la madre esté en condiciones para amamantar.

¿Todos los medicamentos se transfieren a la leche materna?

Una buena parte de los medicamentos que estén en la sangre si podría ser transferido a la leche materna en cierta medida. Además, esa gran parte de los medicamentos lo hacen a niveles bajos y por lo tanto no representan un riesgo real para la mayoría de los bebés. Sin embargo, existen otros medicamentos que a excepción de los fármacos pueden llegar a la leche materna. Por esta razón, todos los medicamentos se deben analizar por separado.
Entonces como decía anteriormente si necesitas mayor información sobre un medicamento que deseas ingerir mientras tienes un bebé lo podrás consultar mediante la página web e-lactancia, gracias a esta página será más fácil tu vida, ya que tiene una enorme base de datos para informarte que tipo medicamento y que peligro representa para tu bebé en cuatro colores, si su color es verde indica que es de un riesgo muy bajo, si su color es anaranjado dice que es de un riesgo bajo o leve, por otro lado si su color es marrón oscuro, está diciendo que es de un riesgo alto. Por último, si es rojo, claramente está advirtiendo que es un riesgo sumamente alto.
Cuando deseas amamantar a vuestro bebé y ya ha cumplido los seis meses de vida en adelante, el proceso se hace más llevadero. Por lo tanto, el riesgo es menor ya que los medicamentos se pueden mover libremente a través de sus cuerpos de manera eficiente. Mientras que, las mujeres que amamantan más de un año después del parto su flujo de leche materna es relativamente bajo. De la misma manera, disminuye la cantidad de medicamentos que se transfiere a la leche materna. Eso quiere decir, que no representan un riesgo para su bebé
En cambio, si sus bebés son prematuros, recién nacidos o que aún no ha cumplido sus seis meses de vida, estamos hablando de que que exista un alto riesgo a la exposición de los medicamentos.

¿La madre puede dejar de amamantar mientras ingiere medicamentos?

Recordemos que la mayoría de los medicamentos son totalmente seguros para tomar mientras esté amantando al bebé y que además existen más beneficios que los posibles riesgos de continuar una medicación en contra una afección crónica durante la lactancia. Además, no olvidemos que existen entre un 5% y 10% de medicamentos que no son totalmente compatibles para la lactancia por lo que, si ves que un medicamento puede resultar ser perjudicial para tu bebé, lo mejor tu medico debería recomendarte un medicamento alternativo a este mismo. De no ser así, en mejor de los casos sería suspender la lactancia de manera temporal o permanente. según el tiempo en que necesites tomar el medicamento. Si tienes aviso previo, extrae la leche además de la lactancia materna y guarda la leche extraída para usarla durante ese tiempo. Si debes dejar de amamantar solo temporalmente, utiliza un extractor de leche materna para extraer la leche, de modo que puedas mantener el suministro de leche hasta que puedas volver a amamantar. Desecha la leche que extraigas mientras tomas el medicamento.
Si no estás segura de sí un medicamento es compatible con la lactancia materna, extrae, etiqueta y guarda la leche extraída en un área separada hasta que consultes a tu proveedor de atención médica. Si necesitas dejar de amamantar de forma permanente, lo cual es inusual, pregúntale a tu proveedor de atención médica sobre el destete y ayúdale a elegir una fórmula para bebés.

lactancia e

Lactancia-E

  1. ¿Qué medicamentos se puede tomar?
  2. ¿Todos los medicamentos se transfieren a la leche materna?
  3. ¿La madre puede dejar de amamantar mientras ingiere medicamentos?
Lactancia
Familia
Hogar
Más...

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies