Embarazo
Familia
Hogar
Más...

Alimentación durante el embarazo

A lo largo del embarazo no debe comer en demasía, teniendo la idea preconcebida de que comer más es igual a un bebé mucho más saludable; aunque no más alejado de la realidad. Y es que toda futura mamá debe de tener en mente que el incremento de peso conduce a dificultades graves de salud, tanto para ella como para el bebé.
El incremento de peso inmejorable es de un kg por mes. No obstante, si tiene sobrepeso o bien aun es obesa ya antes de quedar encinta, no debe continuar dietas de pérdida de peso a lo largo del embarazo.
Los cambios inducidos por el embarazo son responsables de acrecentar uno kg de peso, en condiciones normales, en la próxima distribución:
El incremento de peso deficiente puede ser una señal peligrosa. Si ha ganado solo cinco kg de peso en la duodécima semana de embarazo, la dieta debe replantearse.

Calorías

A lo largo del embarazo precisa más o menos dos mil cuatrocientos calorías / día. Esto representa un incremento de trescientas calorías / día en comparación con la dieta para toda la vida.
Una ingesta calorífica inapropiada puede ser un peligro para su bebé, esto es, recién nacidos con bajo peso, distróficos que tienen inconvenientes tras el nacimiento (desarrollo físico y mental deficiente, sistema inmunitario bajo, son más susceptibles a enfermedades, en especial constipados).

Proteínas

Se sabe que el desarrollo celular precisa proteínas. La ingesta inapropiada de proteínas a lo largo del embarazo puede dar sitio a un desarrollo fetal anormal, minoración del tamaño del órgano fetal y incremento de la morbilidad (enfermedad) e inclusive la mortalidad perinatal.
A lo largo del embarazo precisa más o menos uno tres g / día / kg de cuerpo.
La mayor parte de las proteínas deben proceder de fuentes animales como carne, leche, huevos, queso y pescado.

comer saludablemente en el embarazo

Alimentación

  1. Calorías
  2. Proteínas
  3. Minerales

Minerales

  • Calcio
    La ingesta de calcio recomendada es de mil doscientos mg / día, que puede conseguir de un litro de leche al día. Otras fuentes de calcio son queso, yogurt, kéfir y crema (menos recomendado debido a su alto contenido de grasa).
    Los calambres en las piernas (singularmente en la noche) son síntomas tradicionales de deficiencia de calcio en mujeres embarazadas.
  • Hierro
    Muchas mujeres tienen depósitos de hierro inapropiados debido a la pérdida de sangre a lo largo de la regla. A lo largo del embarazo, los depósitos pueden caer todavía más.
    Por consiguiente, a lo largo del embarazo debe tomar preparaciones de hierro aparte de la ingesta de comestibles.
    La ingesta recomendada de hierro elemental (treinta-sesenta mg) debe administrarse a diario para complementar la dieta, que se halla en el hígado, la carne, los frijoles secos, las verduras de hoja verde, los cereales y las frutas secas.
  • Vitaminas
    Las vitaminas no deben utilizarse como sustitutos de los comestibles y no debes abusar de ellas. Las primordiales vitaminas empleadas en el embarazo son el ácido fólico, la vitamina B12 y la vitamina C.
  •  Se requiere ácido fólico en la capacitación de hemo, una proteína que contiene hierro de la hemoglobina.
    Las deficiencias de ácido fólico afectan la capacitación de glóbulos colorados (glóbulos colorados) y ocasionan la llamada anemia megaloblástica.
    Se precisa más o menos 1 mg de ácido fólico a diario a lo largo del embarazo.El ácido fólico se halla tanto en forma farmacéutica como en comestibles, como los comestibles que poseen hierro y proteínas que se han enumerado previamente.
    La deficiencia masiva de ácido fólico puede conducir a inconvenientes más graves, como el aclaramiento prematuro de la placenta, la hipertensión inducida por el embarazo, los defectos del cilindro neural (espina bífida, insuficiencia cerebral por anencefalia, encefalocele).
  • Vitamina B12 : esta vitamina se halla naturalmente solo en comestibles de origen animal (carne o bien pescado), con lo que los vegetarianos padecen más de anemia debido a esta deficiencia de vitaminas. Y entre las mujeres embarazadas existen muchas vegetarianas. Si figura entre ellos, asegúrese de conseguir vitamina B12 de los suplementos (tabletas).
  • Vitamina C: se aconsejan ochenta mg de vitamina C al día a lo largo del embarazo. Las altas dosis de vitamina C-uno empleadas para la profilaxis del constipado asimismo pueden ser ventajosas para el bebé.

     Aparte de una alimentación conveniente, adoptar un estilo de vida sana es ventajoso tanto para para su bebé. Estos consisten en ejercicios físicos ligeros, viajar, eludir fumar, el alcohol y la mayor parte de los fármacos.

Embarazo
Familia
Hogar
Más...

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies